F.A.Q.

FAQ

Los discos de las Garlic Vinyl Sessions no son un sustituto de los discos prensados. Están hechos 100% a mano, en directo, son de una calidad y volumen inferior a los discos comerciales y tienen mayor ruido superficial debido a la electricidad estática que se genera en el plástico, que atrae más polvo. Si el disco dura 10 minutos, se tarda 10 minutos en cortar más el tiempo de preparación y seteo de la máquina. Esta labor, añadida a las de mantenimiento y formación requeridas, hacen que estos discos sean más caros de realizar (por pieza) que una plancha de mayor cantidad.

Si la alta fidelidad es tu interés en un disco de vinilo, te recomendamos encarecidamente usar una empresa de planchado.

Estos discos deben ser tratados como obras únicas, especiales y continentes de arte musical.

Por favor, lee nuestras preguntas frecuentes para solucionar todas tus dudas!

Preguntas Frecuentes

¿Cómo suenan los discos?

Estamos muy orgullosos del sonido que estamos obteniendo, y seguimos trabajando para mejorar la fidelidad. Hay un grado de ruido superficial, pops inicial que tiende a desaparecer lentamente una vez la música ha comenzado en el disco, especialmente en discos de alto volumen. Sonarán distintos que un disco comercial, ya que el material que usamos reacciona de distinta manera a ciertas frecuencias.

Hay muchos factores que determinan el sonido del disco; el material, el número de discos que han sido cortados por la misma aguja, el clima, etc. Pero testeamos constantemente la máquina y, en el caso en el que ocurra, desechamos los que contengan cualquier tipo de problema o anomalía.

¿Cómo obtener el mejor resultado posible?

Hemos grabado todo tipo de discos, desde bandas de punk-rock hasta acústicos cristalinos. A pesar de haber realizado con éxito todos ellos, este no es un proceso infalible, existen muchos factores que complican cada proyecto.

En bandas más numerosas, en especial con instrumentos de percusión, la posibilidad de saturar o hacer saltar la aguja es mayor, por tanto es más complicado tener la certeza de realizar el disco a la primera. Así pues, sugerimos formatos acústicos antes que eléctricos aunque… nos gusta la presión!

¿Suenan tan alto como un disco comercial?

Desafortunadamente, No. Nuestros cabezales de corte son antiguos y usan un sistema que por los años se ha degradado en una mínima medida. Tampoco estas máquinas se hicieron bajo las «reglas» de la guerra de volúmenes y están preparadas para otro tipo de señal. Además, el plástico que usamos es más duro que un acetato normal usado para un disco master, y las agujas tienen que aplicar una presión superior, dando como resultado un disco de menor volumen (aproximadamente un 75% de un disco moderno). Así que tendrás que subir un par de puntos tu amplificador por encima de donde lo pones normalmente.

¿Se pueden reproducir en cualquier reproductor?

Hasta hoy ningún cliente ha experimentado ningún problema con ningún disco cortado, pero puede ser que estos discos no se reproduzcan correctamente en todos los reproductores, especialmente reproductores baratos sin un brazo contrapesado.

A pesar de ello, los testeamos en distintos tipos de reproductores para estar seguros de que se reproducen correctamente en todos ellos. Un brazo contrapesado aplicando una presión suave y un reproductor con anti-deslizante sería lo ideal. Las agujas incluidas en reproductores baratos tienden a dar más problemas que agujas profesionales.

¿Estos discos se degradan más o estropearán mi reproductor?

Para nada. Estos discos están hechos de policarbonato plástico muy resistente y tendrán una duración similar a la de un disco comercial.
Tu aguja no notará la diferencia entre este plástico y el PVC usado en los discos prensados.

¿Se puede grabar más de un tema o a dos caras?

La respuesta es sí, se puede. A pesar de que esto complica el proceso y, por tanto, multiplica las posibilidades de que la aguja salte en algún momento y se tuviera que repetir el vinilo entero.

Por norma general grabamos los discos en discos de 12″ a 45rpm, esto nos deja un límite de unos 10 minutos por cara. Por lo tanto, el número de temas a grabar estará supeditado a esto.

¿Por qué siempre grabáis un solo tema por cara y a 45 rpm?

La respuesta es fácil… ¡Porque suena mejor!

En lo que respecta a los discos de vinilo, cuanto más rango de volumen y frecuencia, más ancho es el surco de la curvatura. La curvatura del surco usualmente no es un problema en la parte exterior del disco, pero a medida que el surco se mueve hacia el centro, su velocidad relativa se reduce y la curvatura aumenta. Sí, sigue girando a 33 1/3 revoluciones por minuto, pero hay que considerar que una revolución dura 1,8 segundos. Esos 1.8 segundos en 12″ de diámetro está cubriendo mucho más territorio que en en 4,75″ de diámetro, que es el mínimo del disco. Esto resulta en una pérdida en frecuencias agudas y aumenta la distorsión a medida que se acerca el surco al centro. Estos problemas surgen cuando la curvatura del groove iguala o excede el diámetro de la aguja reproductora.

¿Qué podemos hacer al respecto? Mantener el volumen del audio a un nivel razonable es lo primero. E inmediatamente después, hacer el disco lo suficientemente corto para mantenerlo alejado del final del disco. Aunque esto no siempre sea posible.

Pero, si reproducimos el disco a 45 rpm tendremos un 35% más de velocidad del surco en cualquier punto del disco, y esto supone una enorme ventaja.
Sí, el surco sigue frenando su velocidad a medida que se acerca al centro, pero los efectos colaterales se reducen en gran medida. Por contra, esto reduce el tiempo de reproducción en el disco, pero las mejoras en el sonido son espectaculares. Y esto no es especulación, es física. Escuchadlo por vosotros mismos, un montón de audiófilos lo piensan… y tienen razón.

Si tienes cualquier duda sin solucionar, por favor escríbenos a info@garlicrecords.com y te contestaremos lo antes posible.